domingo, 8 de julio de 2018

Trigo para gallinas



El trigo hace semanas que llegó a su fase final, sus espigas se abrieron y el grano quedó suelto listo para recogerlo. Al principio empecé a recogerlo segando el trigo desde el suelo para amontonarlo y posteriormente poder extraer el grano. Pero pronto descubrí que las gallinas se habían acostumbrado a visitar el bancal en busca de granos de trigo, pronto descubrieron que saltando llegaban a las espigas donde se encuentran los granos y que con las patas pueden doblar las cañas de paja para acceder a la espiga. Les gusta buscar por el suelo los granos que han caído, saltar en busca de granos o mover las espigas para que caigan los granos.  Visitan el bancal a primera hora de la mañana  cuando el sol todavía no aprieta, también al atardecer. Por ello he decidido no recoger el trigo, serán las gallinas las que se encarguen durante el verano de ir comiéndose  el trigo.


domingo, 1 de julio de 2018

Tapiz de hierba para los arboles

🔆por encima de 30ºC
La zona de arboles se riega a manta, varias veces durante el verano sobre todo en los meses de julio y agosto. Las altas temperaturas y la falta de lluvia hacen que la tierra  se seque rápidamente
Con el riego la zona se llena de hierbas, por ello durante años he pasado la motoazada dejando la tierra suelta, con ello las hierbas no salen, pero la tierra se queda desprotegida se calienta  y  esta desprotegida.
Desde el año pasado utilizo una nueva técnica que consiste en cortar la hierba, de esta manera la hierba cortada se queda en el campo y pasará a la tierra como nutrientes descompuestos.
Las hierbas cortadas formaran un tapiz natural que protegerán la tierra y mantendrán más tiempo la humedad. Al no remover la tierra no se destruirán las lombrices ni los microorganismos
Las raíces de las hierbas son muy superficiales por lo que casi no competirán con las raíces más profundas de los arboles. La hierba cortada dejada en la zona  servirá como abono verde.
El  tiempo dirá si este método es mejor.

domingo, 17 de junio de 2018

Recogiendo judias

☀️
Ya  hemos comenzado a recolectar las judías, van siendo las primeras pero son suficientes para las que utilizamos en las comidas, como en el caso de hoy para el arroz con pollo.
Las judías van trepando y enredándose a través  de los tutores, ya han llegado a la parte alta, pero este año he colocado una pérgola. Quiero comprobar si este método funciona mejor que el sistema utilizado hasta ahora (tutores en forma de barraca)
La tierra de debajo quedará en sombra conforme las judías ocupen la pérgola. Es por ello por lo que tengo que pensar  y decidir que cultivos funcionaran bien y se  beneficiaran de esta sombra en el duro sol y calor de los meses  de julio y agosto.
A partir de ahora habrá que estar atentos a que el ataque de la araña roja no sea un problema, también  cada día las temperaturas aumentan, por ello los riegos se hacen más necesarios.
Dentro de poco volveré a sembrar nuevas judías, el sistema de ir sembrado escalonadamente funciona a la perfección, ya que de esta manera la recolección también es escalonada y no llegan todas las judías al mismo tiempo. Es cierto que las judías se pueden congelar, pero prefiero ir recolectando conforme las necesite.

martes, 5 de junio de 2018

Los efectos del quelato de hierro



Hace unas semanas coloque una cucharada de sulfato de hierro en los arboles (20dias)./2018/05/clorosis-ferrica-en-mis-arboles.html Sobre todo el manzano y el ciruelo tenían sus hojas amarillas, con un síntoma inequívoco, los nervios de las hojas verdes y el resto de la hoja como decolorada.
El sulfato de hierro se deja caer cerca del tronco, el agua se vuelve oscura, como el café. Se filtra hacia las raíces y el árbol las absorbe.
La rapidez  de recuperación es increíble, el árbol llevaba mucho tiempo con este aspecto y ahora la mayoría de sus hojas comienzan a volverse verdes, de su color original.
El árbol se recupera.Los ciruelos siguen engordadon y madurando, dentro de muy poco podremos comenzar a disfrutar de ellos.

domingo, 3 de junio de 2018

Semillero expontaneo.



A esta alturas la tierra ya esta lo suficiente caliente para que germinen todas las semillas de los cultivos de verano.  La  prueba está en el que el lugar donde limpiamos los cubos de tomate después de hacer las conservas (pieles sobrantes, trozos  estropeados y semillas)  se ha llenado de tomates. Es como un semillero espontaneo  donde han germinado las semillas  que cayeron encima de la tierra, las gallinas se comieron los restos de tomate, con sus patas rebuscaron entre la tierra y enterraron las semillas. Con las lluvias de hace un tiempo  germinaron y comenzaron a crecer, ahora están listas para pasar al huerto. Están listas para cubrir los huecos que han quedado  en la segunda barraca y pronto pasaran a formar parte de la barraca de tomates tardíos que quiero  plantar la próxima semana.
Estas tomateras  son las que han sobrevivido a una selección de cientos de semillas caídas al suelo, las que no se han comido gallinas ni pajaros, la que no se han llevado las hormigas, las que no han quedado demasiado profundas para germinar, las que  no se han quedado muy superficiales y no han germinado.  Después de germinar no todas sobreviven, solo lo han hecho un centenar, las suficientes , aunque todavía tienen que sobrevivier  al trasplante a su lugar definitivo en la huerta.