sábado, 28 de julio de 2018

La ladrona y su hijo.

La Ladrona llegó hace unos años rondando por casa buscando comida, tiempo después descubrí que era una gata casera. Tenia una casa y una dueña, su casa se encontraba en la calle de detrás se llegaba a ella saltando y atravesando varias casas, siempre por parcelas donde no hay perros.
Al principio venia buscando comida para salir corriendo, su dueña había muerto y en la casa ya no vivía nadie, por ello poco a poco empezó a pasar más tiempo aquí. Siempre con miedo, desconfiando, alerta y preparada para salir corriendo.
Con el tiempo decidió quedarse a vivir aquí, supongo que se cansaría de ir i venir de su casa vacía o tal vez el paso de los años le dieron la potestad de considerar esta casa la suya.
Nunca ha querido entrar dentro de la casa, se quedaba  fuera en la puerta, dormía encima de una silla en el porche y  si te acercabas mucho salía corriendo.
Hace un par de años decidió tener sus crías aquí, incluso el año pasado en una caja que le colocamos.
Fue entonces cuando cambió su mentalidad hacia nosotros, ya comenzaba a entrar dentro de casa, aunque no se encuentra muy a gusto. Ya permanece bajo la mesa esperando algún trozo para comer, incluso se duerme.
Todavía no se deja acariciar. Pero ya ha dejado de considerarnos un peligro.
Su ultimo gatito lo tuvo en el compostador, demasiado calor, por ello cuando le coloqué una caja en el porche y lo traje no dijo nada.
Ahora el gatito ha comenzado a comer. Ella pasa el día con el, lo cuida, no lo pierda de vista y se preocupa continuamente que esté bien.
El gatito es completamente manso, se puede coger, acariciar y come de la mano. La ladrona al principio no quería que lo cogiésemos , incluso parecía que iba a atacar. Creo que tiene mucho miedo de perderlo.
Ahora ya no dice nada, ella sigue dándole leche y pasa horas jugando con él. Ya hace años que no sale de la parcela, ya no ha vuelto a su antigua casa. Ahora esta es su casa y de todos los gatos que hay por aquí ella es la mas vieja.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Esa tercera foto del gatito es muy hermosa!

    ResponderEliminar
  2. Los animales, como las personas, requieren un período de adaptación ¡qué monísimo es el gatito!
    Muchos besos, Kisi y feliz verano.

    ResponderEliminar