jueves, 17 de agosto de 2017

Cada día perdemos unos minutos de luz



Todavía estamos en el verano profundo, con horas centrales de tanto calor que se hace pesado estar en la huerta, prueba de ello es ver a los gatos durmiendo  a la sombra de los  Don Pedros y las gallinas buscando insectos dentro del campo de maíz. Casi todos huimos del  las temperaturas por encima de los 30ºC y la exposición a pleno sol.
Pero cada día nos alejamos un poquito del verano, para ser exactos un par de minutos menos de luz.
Ya es de noche a las 21:30, en Julio todavía es posible hacer cosas con luz natural a las 22:00h, y esa media hora se va notando, sobre todo cuando  se dejan las actividades de la huerta para la última hora del día, para trabajar sin calor, casi sin sol.
Esos 2 minutos que e nos va quitando cada día ya no van a parar hasta que llegue noviembre y se haga de noche a las 19:00, luego cambiaran la hora. Entonces se habremos perdido casi 4 horas para realizar tareas por la tardes y la brisa de levante que se disfruta a última hora del día se convertirá en frio desagradable para trabajar.
Pero a cambio el sol que ahora nos azota entre las 12 y las 17 h y que nos abrasa  cuando intentamos cuidar nuestras plantas, se convertirá en un agradable calor que hará que el trabajo sea más  cómodo.
Se trata de cambiar los hábitos de trabajo y acoplar los trabajos al clima. El problema lo tenemos cuando la actividad en el huerto no la realizamos a tiempo completo y otras obligaciones nos dejan en segundo lugar las tareas de la huerta.
Tal vez algún día pueda dedicarme como actividad principal al cuidado de la huerta.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 comentario:

  1. Esa foto ultima es muy bonita.
    No quiero el invierno o otoño todavia!

    ResponderEliminar